sábado, 16 de octubre de 2010

Caballos: seres majestuosos

Primero me gustaria empezar por el caballo y hablaremos de su historia













Breve historia del caballo
para mas informacion: http://es.wikipedia.org/wiki/Equus_ferus_caballus

CABALLO, nombre común de una especie de mamífero perisodáctilo (número impar de dedos), que pertenece a la familia de los Équidos. Esta familia incluye tres grupos de mamíferos salvajes: un primer grupo está constituido por las cebras, originarias de África; un segundo grupo comprende a los asnos, que a su vez incluye al asno salvaje africano, al kiang y al onagro, que habitan en Asia y, por último, el tercer grupo está representado por los caballos propiamente dichos. Hay dos tipos de caballos salvajes: el tarpán y el caballo de Przewalski; algunos autores lo consideran como dos especies distintas, mientras que otros mantienen la existencia de una sola especie, el tarpán; el caballo de Przewalski había sido una raza oriental del anterior.
El tarpán era originario de la zona comprendida entre Europa oriental y Mongolia; se extinguió de Europa a principios del siglo XIX. Por otro lado, el caballo de Przewalski habitó en Mongolia y parte de China hasta el siglo pasado, la única especie de caballo salvaje que hay en la actualidad; ahora sólo se conserva en cautividad y cuando se cruza con el caballo doméstico produce una progenie fértil (capaz de reproducirse). En otras regiones del mundo hay caballos que también reciben el calificativo de salvajes (como los de Estados Unidos), pero en realidad son cimarrones descendientes de caballos domésticos que se han asilvestrado. La característica anatómica más notable del caballo moderno es la presencia de un único dedo en cada una de sus extremidades. Por este motivo se le considera un perisodáctilo, es decir, un ungulado con número impar de dedos.
El orden de los Perisodáctilos comprende los caballos, los rinocerontes y los tapires. El dedo del caballo, que corresponde al tercer dedo de la especie humana (dedo corazón), se ha alargado mucho y está protegido por una pezuña córnea que rodea sólo la parte frontal y lateral del pie. Los dedos segundo y cuarto son vestigiales (restos atrofiados de los dedos funcionales primitivos), y están situados más arriba y a cada lado de la pezuña.
Los huesos de la cabeza del caballo son largos y los de la cara tienen el doble de longitud que los del cráneo. La mandíbula inferior también es larga y posee una superficie ancha y aplanada en la parte inferior de la zona posterior.
La columna vertebral está compuesta por las siguientes vértebras: 7 cervicales, 18 dorsales, 6 lumbares, 5 sacras y 15 caudales.


Los caballos tienen un total de 44 dientes; cada hemimandíbula está formada por 3 incisivos, 1 canino, 4 premolares y 3 molares.
Los incisivos, que utiliza para cortar la hierba, crecen formando un semicírculo.
Entre los dientes caninos y los premolares hay un espacio bien diferenciado que se denomina diastema; en este hueco se encaja el bocado para dirigir al caballo cuando se le monta.
Todos los dientes se caracterizan por tener unas coronas muy altas y unas raíces pequeñas en comparación.


El estómago del caballo es simple y la fermentación de la celulosa del alimento tiene lugar en el ciego, análogo al apéndice de los seres humanos; está situado en el punto de unión del intestino grueso y el delgado, y en un caballo grande puede tener una capacidad de unos 38 litros.
Respecto a la reproducción, ambos sexos alcanzan la madurez sexual a los dos años; sin embargo, no se emplean con fines reproductivos hasta los 3 años. El periodo de gestación dura unos once meses y la hembra pare una única cría; el nacimiento de gemelos es algo excepcional, así como los partos de tres o más potros.

Los cascos son fundamentales para la estructura de las patas de los caballos. Los cascos de los caballos en las falanges distales, el equivalente a las puntas de los dedos en los humanos, en el interior están recubiertas de cartílago y otras tejidos blandos especializados ricos en sangre como el tejido laminar. El exterior de los cascos está formado por un tejido corneo similar al de las uñas de los humanos. El resultado final es que un caballo que pesa una media de 500, es capaz de desplazarse sobre los mismos huesos que cuando un humano va de puntillas. La razón por la que a los caballos se les ponen herraduras es debido a que en cautividad desgastan más rápidamente los cascos por la dureza del pavimento y por el sobre peso que llevan que en libertad desplazándose por la tierra. Los cascos crecen continuamente y en estado natural se desgastan solos pero necesitan ser recortados cada cinco o seis semanas en los caballos herrados.








Para los pelajes equinos: http://caballospastoreo.galeon.com/enlaces756178.html




















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada